ÁLAVA

Nombre: ERROMUALDO / Altura: 4,15m. / Peso: 62 Kg.

Representa al cachimorro o cachirulo, personaje que abre la comitiva festiva de diferentes pueblos del sur de Alava como Laguardia o Elciego. Lleva un traje lleno de color y luce cascabeles en cintura, cuello y capirote. En su mano derecha porta un zurriago de piel de conejo, con el que se abra paso con ritmo danzante entra la multitud. La función que tiene esta personaje en sus fiestas es similar a la de los cabezudos que van repartiendo vejigazos, por eso y porque representa el espíritu festivo es por lo que va abriendo la comitiva de nuestra comparsa de gigantes.

Nombre: ESTITXU / Altura: 4,15m. / Peso: 59 Kg.

La danzarina nos recuerda que la danza ha sido siempre la actividad esencial y central de las fiestas. Podría decirse que en un principio la fiesta fue danza, la manifestación de la alegría de toda una comunidad en un acto común: la danza. Por eso siempre hemos querido que nuestros gigantes bailasen: a lo suelto y a su aire o en grupo y en coreografía. Pero que bailasen. Llevando la alegría de las fiestas de un pueblo que baila al pie de los Pirineos, del que son representantes las cuatro pareja de gigantes de la comparsa.

NAVARRA

Nombre: ENEKO / Altura: 4,15m. / Peso: 62 Kg.

Representa a un hombre del Valle del Roncal. El traje roncales es el de mayor tradición de Navarra. Presenta camisa de lino blanco, chaleco negro cerrado, taja estrecha y chaqueta de paño blanco. Es una chaqueta corta cruzada con amplias solapas y mangas reforzadas con coderas elípticas del mismo color.

Se cierra con dos filas de botones negros. El sombrero es de fieltro negro con una franja blanca; la copa es redonda, baja y de anchas alas vueltas hacia arriba. Este atuendo es el que todavía utilizan los representantes del valle de Roncal cuando suben a la Piedra de San Martín cada 13 de Julio para perpetuar el acuerdo con los vecinos del Valle de Baretous que se materializa con el Tributo de las Tres Vacas.

Nombre: BLANCA / Altura: 4,15m. / Peso: 64 Kg.

Representa a una mujer del Valle del Roncal. Viste camisa blanca de lino. Sobre esta, porta un chaleco adornado y bordado en oro. Dobla la falda exterior hacia arriba dejando a la vista en su reverso, un forro de color rojo llamado aldar. Cuentan que esta prenda tiene su origen en el siglo IX cuando una roncalesa acorto con su daga la cabeza de Abderraman I y al depositarla en su falda para llevarla al pueblo, la mancho de rojo. El Rey de Navarra para premiar su valor impuso, desde ese momento, la sobrefalda roja al traje de roncalesa que se sujeta por detrás con el amabitxi. Se peina con dos trenzas muy largas adornadas por dos lazos. uno ya hecho y otro conocido como zintamutxo o farol.

GIPUZKOA

Nombre: MANRIQUE / Altura: 4 m. / Peso: 61 Kg.

Representa a un ballenero oriotarra (guipuzcoano. sucesor de aquellos que en el siglo X fueron príncipes en la caza de la ballena). Va vestido con el típico kaiku de cuadros rojos y negros y con la recia ropa de faena de azul de Vergara. Se cubra con su vieja a inseparable txapela da la que no se deshará hasta que no se la caiga la txostena (el rabito da arriba). Entonces, con gran sentimiento, la cambiara por otra nueva. En las manos sostiene su arpón atado con recia cuerda para que una vez lanzado, y si ha hecho blanco. no quepa duda de quien as al propietario del arpón y por lo canto de los derechos sobra la ballena cazada. LLeva un aro da oro en su oreja izquierda, derecho que adquirían los navegantes que llegaban a completar la circunnavegación aunque posteriormente lo adoptaron como distintivo quienes por lo menos habían cruzado al estrecho de Magallanes o doblado el cabo de Buena Esperanza. Pese a ser al gigante mas bajito, representa a Guipúzcoa con orgullo y valor, no en vano sus compañeros lo conocen desde siempre como “pecho roca”. (las malas lenguas dirían que porque fue el único que en origen tuvo el cuerpo da cartón piedra)

Nombre: KARMELI / Altura: 4,15m. / Peso: 67 Kg.

Representa a una batelera de Pasajes de San Juan de las que se dedicaban a cruzar la ria en chalupa de un Pasajes a otro llevando pasajeros. El rey Felipe IV que las vio a su paso por esta villa quedo maravillado por su bravura y pidió a unas cuantas que fueran a remar a su estanque del Retiro.

De allí salio la cancioncilla “Suelta el remo batelera que me altera tu manera de remar” de la congoja que se llevaban los cortesanos cuando les daban una vuelta en barca y la hacían zozobrar aposta. Su indumentaria es una de las usuales de las bateleras: Blusa holgada azul, sobrefalda del mismo color que la blusa, falda roja a la guipuzcoana (con una franja negra ancha, pañuelo blanco cubriéndole los hombros y mandil negro de faena). Va elegantemente tocada con un sencillo sombrero blanco con cinta azul. Y como no, en su mano derecha lleva un remo para que no quepa duda de su condición de batelera. Le gusta ir bien ezkoxkada luciendo las bitxiak que compró con lo que ganó remando en los madriles: un hermoso anillo, unos lindos pendientes y, por supuesto, una cadena de oro al cuello con la medalla de la Virgen del Carmen, su patrona y la de todas las gentes que viven de la mar.

VIZCAYA

Nombre: MATTIN / Altura: 4,15m. / Peso: 62 Kg.

Representa a un ferrón de las antiguas ferrerías que aprovechando el abundante mineral de hierro, los bosques que aportaban carbón vegetal y los cursos de agua como fuerza motriz para mover el martinete de forjar, fueron la cuna de la importante industria del hierro de Vizcaya. Es el gigante de aspecto mas anciano de entre los ocho de la comparsa donostiarra. Luce una camisa blanca sobre la cual se extiende una caperuza o capirote marrón, prenda que antiguamente utilizaban los integrantes de diferentes gremios y que consiste en un capucho que desde los hombros llega hasta la cintura.

Su sombrero es el típico de los ferrones, de fieltro grueso, con el que se protegían la cabeza de las chispas que saltaban de la fragua. Lleva pipa y un botafuego, la antorcha con la que se prendía fuego a la fragua o al horno de fundición.

Nombre: MARITXU / Altura: 4,15m. / Peso: 61 Kg.

Representa a una etxekoandre baserritarra. Tiene falda con dos franjas horizontales, típicas de Vizcaya, blusa azul estampada, pañuelo blanco al cuello y mantal a la cintura. Lleva recogido el pelo con su correspondiente pañuelo. En la mano derecha porta una gran cesta en la que llevar los productos de la huerta del caserío a vender al mercado o a cambiarlos por otros que no se obtienen en el baserri. En la izquierda, atadas por un junco, rosquillas de anís, otro recurso del que echaban mano las kaseras para diversificar las fuentes de ingresos del caserío. Estas rosquillas fueron durante mucho tiempo la golosina típica de las fiestas, lo que nos indica que se dispone a ir a una población en fiestas: sin duda a la Semana Gigante donostiarra.